Lesiones deportivas

Lesiones deportivasEntre las lesiones deportivas más frecuentes, están las lesiones por exceso de carga o exceso de uso llamadas “lesiones por sobre uso”.

Los corredores y atletas de otros deportes de resistencia, están expuestos a este tipo de lesiones

Entre las lesiones deportivas por sobre uso  se encuentran:

dolor de rodilla : síndrome patelo femoral, Fricción de la banda iliotibialStress medio tibial, dolor en la planta del pieFracturas  por stress, Tendinitis del tendón de AquilesSobre entrenamiento

Para mejorar el desempeño, los atletas de resistencia y evitar lesiones deportivas deben  alternar el  entrenamiento fisico intensivo con períodos de reposo y recuperación. Cuando el entrenamiento es intensivo y la recuperación es insuficiente, los mecanismos de reparación de tejidos no son eficientes y se provocan lesiones por “sobre uso” o “sobre carga”. Las lesiones deportivas en los  tendones por ejemplo, son más de tipo degenerativo que inflamatorio por lo que su reparación es  lenta

Estas lesiones deportivas  en general, mejoran con el reposo, modificación de actividades y ejercicios rehabilitatorios. La severidad de los síntomas y la duración se tiene que evaluar para encontrar la intervención médica específica para cada caso

Otras condiciones médicas

Los ejercicios se asocian a otras condiciones médicas  y son vistas con mayor frecuencia entre los atletas del resistencia. Entre ellas se  incluyen:

Ejecicios que inducen asma, ejercicios asociados a colapso, y el síndrome de sobre entrenameinto. Estos problemas se pueden prevenir  y tratar con una intervencion médica apropiada

Los atletas que toman parte en maratones y triatlones, además de estar expuestos a lesiones deportivas son particularmente vulnerables a hiponatremia por dilución. Este problema es causado por la sobre hidratación con líquidos hipotónicos (agua simple). Una buena educación y la ingesta de liquidos apropiados puede prevenir este problema

Los médicos que evalúan a atletas de resistencia tiene que hacer una historia clínica completa que incluya análisis de la postura pues una mala postura o un deficiente apoyo plantar o desviaciones de la rodilla pueden acarrear diversos problemas al correr o andar en bicicleta. La historia clínica también debe ser suficiente para conocer y tener presente las demandas físicas, nutricionales, cardiopulmonares que implica la carrera, el ciclismo, la natación y cualquier deporte que la persona elija. Para ampliar el tema revisa también:  Valoración funcional en el deporte